POR SILVINA FERNÁNDEZ VITTAR Y VIRGINIA PAULA DÍAZ 

Las nuevas autoridades del Colegio en el brindis de fin de año. Foto: Leonardo Ambrosio

Ser traductor. Ser intérprete. Quienes en algún momento decidimos hacer el viaje mágico entre diferentes lenguas y culturas sabemos que traducir es un arte que requiere creatividad y una mente inquieta. También sabemos que requiere técnica, constancia y perfeccionamiento continuo. Trabajamos con el compromiso tácito de ser casi invisibles en nuestra labor. En nuestro día a día, transitamos los puentes entre las culturas llevando el pequeño o el gran equipaje del sentido, del mensaje: el núcleo de lo que se quiere decir.

Continue a leitura

Imprimir Email